lunes, 20 de abril de 2009

Palabras (I): Boca

Con la boca se habla, se come, se bosteza, se bebe, se silba, se grita, se besa, se canta, se susurra, se suplica, se recita, se hacen pucheros, se ríe, se sopla... Hay bocas de metro, bocas de riego, bocas de incendios, deliciosos boca-tas, enormes boca-dos, vinos de buena boca, y divertidos momentos tumbados boca-arriba. O boca abajo. Y también, dichos, muchos dichos...

Aunque uno sepa que en boca cerrada no entran moscas, a la mayoría acaba perdiéndoles la boca. “Es un boca-chancla” –tienden a decir muchos. Y es que, igual que a nadie amarga un dulce, a nadie amarga el estar en boca de todos. Conseguirlo siempre ha sido fácil. Basta con que uno cuente y cuente o que se le llene la boca con historias llenas de morbo (aunque sea de boquilla), para que el boca a boca se ponga en marcha y, con él, una maquinaria que a veces implica meterse en la boca del lobo.
Igual que muchos niños tienen una etapa en que se llevan todo a la boca, muchos adultos tienen una fase en la que no les importa que sus vivencias viajen de boca en boca. Reconozco quedarme con la boca abierta escuchando las historias que circulan por ahí. Sin embargo, y por mucho que intente cerrar la boca, también entro en el juego y acabo poniendo en boca de alguien frases mal entendidas, y una cosa lleva a la otra... Y he de decirles (con la boca pequeña) que con frecuencia los chascarrillos vuelven a viajar reconvertidos en algo distinto. Y así debe ser, porque no se hizo la miel para la boca del asno ni el chascarrillo para quien no sabe disfrutarlo y, si lo merece, dejar que siga viajando de boca a oreja.
No se me adelanten y me quiten de la boca otros dichos que anulan mis argumentos, como el que reza eso de que “por la boca muere el pez” (bien distinto lo entendió Fito Cabrales cuando decía que no moría, sino que vivía). Les taparé la boca si me contradicen y no dejan que me excuse porque esto, al fin y al cabo, es sólo un decir por decir, y porque nada de esto debe importarles si ustedes son de esos que tienen que preocuparse más por las bocas que han de alimentar que por las que han de tapar. Que esperono sea la mía.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

También se te puede "hacer la boca agua"... :-)

VolVoreta dijo...

Yo, sólo sé que ésta boca es mía...y la tuya, por favor, que nos siga contando...

Te dejo un beso.

supersalvajuan dijo...

Yo el miedo que tengo es que me la rompan.

Vitalnn dijo...

jajajaja, menos mal que puedo escribir, porque cualquiera abre la boca!!!

Original entrada!!

carlota. dijo...

Me he quedado "bocabadat"...

Besos y muy simpática tú entrada.

Murphy White dijo...

Os veo a todos tremendamente inspirados y a mí se me han olvidado muchas expresiones!!!
Un beso

Rockdriguez dijo...

Abre la boca (como Chango),
Muy buen texto !!

Saludos.

Anónimo dijo...

...Y vayas donde vayas, hay mucho bocazas suelto.
JN

Anónimo dijo...

Molaaa!
Un beso grande, que sigas escribiendo y te visiten las musas ;)
Cuando acabe con ellas te las mando!!
croac croacc

El Sapito

C. C. dijo...

Y vale...bocadillo? jejeje

besooote

Murphy White dijo...

Rockdriguez. sí, sí, abre, abre!

JN y C.C.: Sí, bocazas, boqu-erones, bocadillos y bocatas!

Sapito: espero que sigas visitándome por aquí (o por allá... como un pez cualquiera...). Y aunque de momento no pueda seguir tus pasos para entregarme del todo a las musas... mándamelas cuando tengas un ratito!

Besos

P.D. Se me ovidaba un... ¡Zas! ¡En toda la boca!

L o L i T a dijo...

Me he estresado buscando una expresión chula con "boca" que no hayas tenido en cuenta!!!! ja,ja...


Un besoooooo

Ramón de Mielina dijo...

me he quedado mudo

Murphy White dijo...

Lolita, siempre puedes hacer como Ramón, y quedarte muda!

ALMAGRISS dijo...

Ay, cómo he disfrutado leyéndote, jejeje... sí, sí, se me ha hecho la "boca" agua...
Un besazo enorme (se besa con la boca ¿no?)