domingo, 31 de mayo de 2009

Debería caminar más

Un día decidí poner en el escritorio de mi ordenador una estrellita en las carpetas de máxima prioridad, en los proyectos más urgentes. A día de hoy, tengo 9 estrellitas en el escritorio de mi ordenador. Me he propuesto que mi día tenga 28 horas y, a veces, creo que las tiene.
En la pared de mi cuarto, la que hace sólo un mes pinté de rojo, coloqué un cuadro enorme en blanco y negro en el que aparece el teclado de un piano y, sobre él, unas piernas de mujer. Recuerdo el primer post-it que coloqué sobre él para recordar una llamada. Ahora, apenas puedo ver un si bemol y una rodilla entre unos 20 post-it de distintos colores.
Me duermo a altas horas tomando café con las musas y me quedo dormida casi todas las mañanas (olvidaba que el arte no es compatible con un trabajo diario, aunque éste tenga un lado artístico... Por desgracia, muy pocos tienen la suerte necesaria para vivir sólo del arte). Me he acostumbrado a llegar tarde a los conciertos, a dormirme con el ordenador encendido, a correr con tacones y a descalzarme en camas de desconocidos. Me he acostumbrado a correr siempre cargada con la agenda y el cuaderno. Y los recortes, discos duros, libros, propuestas, partituras, grabadoras... Suelo hablar por teléfono mientras cocino, tocar la guitarra mientras planifico mi semana y compartir cañas mientras construyo los cimientos de muchos sueños.
Acostumbro a no rechazar planes repentinos (suelen ser los mejores), a hacer siempre hueco para buenas conversaciones y a “arreglar el mundo” con alguien, al menos un día por semana. Cuando me muevo de un sitio a otro, se me ocurren las cosas. Es como si ellas, las ideas, llegasen sólo cuando estoy en movimiento. Quizá debería caminar más... y correr menos.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Me he estresao!

Vitalnn dijo...

Quizá no esté de acuerdo en algunas cosas, pero quiero agradecerte esta entrada. De corazón.

Si me lo permites, acepta un beso. Y de veras muchas gracias.

Ramón de Mielina dijo...

descalzarse en camas de desconocidos, cocinar... ajaaa... una nueva murphy????? :-P

Murphy White dijo...

Está bien tener siempre distintos puntos de vista, Vitalnn. Otro beso para ti!

Jaja. Sí, Ramón, una nueva Murphy!

Un beso

jordim dijo...

lo de ponerse retos o deberes para mí es la forma más rapida de alimentar la pereza para no hacerlos..

Olivia dijo...

Correr con tacones! eso me suena familiar, jajaja... A mi también me gustaria que el día tuviera 28 horas. Tantas cosas por hacer, la cuestión es hacerlas. Lo de hablar por teléfono mientras cocino, jaja... también, también.

Besos.

Tesa dijo...

Me quedo con tu última frase, chica ocupada.
Un saludo

Relax dijo...

También me quedo con la última frase :-)

C. C. dijo...

Me ha parecido estar eun una película de tu vida acelerada, y lo de acelerada es por la peli y por tu vida. Sí, hay que caminar más y recordar que el dia solo tiene 24 h.

Un beso

Rockdriguez dijo...

La foto del piano , me suena muchisimoooooo !

Murphy White dijo...

Bienvenido Jordim. Pero ponerse retos es necesario...siempre que sean asequibles, imagino.

Olivia, sí, parece que las historias se repiten.

Yo también, Tesa y Relax, yo también ;)

C.C. Pero... ¿Y quién ha decidido que tenga 24 horas y no más?

¿Sí, Rockdríguez? El mundo es un pañuelo, ya lo sabes.

Besos para todos

VolVoreta dijo...

"Correr menos y Caminar más" sería lo deseable. Cómo nos desacostumbramos? y aceptamos que el día tiene las horas que le hemos impuesto, sin robarle tiempo al sueño.

Te dejo un beso Murphy.

Monkey King + Lord Qahliel dijo...

Planes improvisados?? Eso es lo q hace falta en la vida de cualquiera. Cuanto más te leo mejor me caes! Así que a ver si nos volvemos a ver. Para cuando un café?

MK

Kai dijo...

Uf... vamos a relajarnos un poco, que correr tanto es peligroso!

Rockdriguez dijo...

Veo que no actualizaste ... preparas algo gordo? jeje un beso.

Mono Circense dijo...

ni caminar siempre ni andar siempre ni correr siempre... depende del momento incluso es bueno quedarse quieto.

Murphy White dijo...

Volvoreta, ahí está lo difícil... desacostumbrarse... Pero es la clave.

MK, seguro que pronto, cuando vuelva de viaje... y camine!

Si, Rockdriguez... ver si da sus frutos... Todo se andará (o se correrá!)

Mono Circense... saber cuándo quedarse quieto es una tarea complicada también...

Besos a todos desde Suecia,
M.W.

P.D. A la vuelta prometo entrar en vuestros blogs a echar un vistazo